martes, 26 de octubre de 2010

Volver A Casa. (Letra de canción) 2001

No dejes de mirarme de ese modo, me gusta percibir tu interés por mí, flotar en esa atmósfera que nos abraza y nos aísla de su entorno. Me llena de gozo clavar mis ojos en tus luceros, grandes, redondos, llenos de vida. Y que de tus labios brote esa sonrisa cálida, amplia, limpia y sincera.

No, no te imaginas la vida que me inyecta el estimulo de tenerte cerca. Confías en mí, dejas abierta la puerta, ¡oh, Dios!, ¿qué debo hacer ante esta propuesta?, no dudo por dudar, sólo busco respuestas. Sin decir nada se ha dicho todo, la empatía es tal que asusta, desconcierta.

Esa predisposición a apoyarme, ese estar ahí cuando me doy la vuelta, es como si siempre hubiésemos estado juntos y sin darme cuenta me veo nuevamente clavándote la mirada, abstraído por tu belleza, abstraído por tu belleza.

¿Por qué has tardado tanto en encontrarme?, de haber sabido que me buscabas hubiese dejado algunas pistas. Se te ve tan frágil y a la vez tan divertida, me pregunto qué más encierras en esa caja que escondes en el alma, objetivo principal en esta mi cruzada. Encontraré el Grial y beberé de él como lo hice antaño cuando éramos un solo ser.

Por fin he hallado la pieza que faltaba en mi rompecabezas. Nadie me lo ha dicho, tan solo lo sé. No necesito preguntas, ni necesito respuestas, sé que eres tú, con una certeza tal, que nubla cualquier atisbo de duda.

A tu lado respiro aroma a hogar. La familiaridad con la que nos tratamos, la naturalidad con la que hablamos y esta claridad de pensamiento, me hace sentir, dentro de mí, que he vuelto a casa y de ella no volveré a partir. Y de ella no volveré a partir.

Ilustración ©MarcoASantanaS

yrunay@gmail.com © Marco Antonio Santana Suárez

No hay comentarios:

Publicar un comentario