martes, 20 de diciembre de 2011

Liebres y Tortugas



El Disléxico nace, no se hace. Son personas normales que asimilan la información por vías cerebrales diferentes a las supuestamente habituales. Los conocimientos escogen un camino más largo para asentarse en el cerebro, sin que por ello se deje de prender la llama del conocimiento. Por ello, estimadas y abundantes liebres, no deberíais subestimar a estas adorables y escasas tortugas, ya que, como alguien dijo una vez: "Lo que cuenta no es llegar primero si no saber llegar".


Ilustración ©MarcoASantanaS

Safe Creative #1112200768808

2 comentarios:

  1. Hay otra frase muy buena para esto: la vida es para corredores de fondo, no para velocistas. Buen blog, Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Buenos días! Acabo de descubrir tu blog tras leer en "Dislexia Jaen" un artículo tuyo titulado "El disléxico cavalga solo". Yo soy una disléxica colateral, es decir no soy disléxica pero sí madre de tres chavales disléxicos (dos chicos de 16 y 14 años y una niña que cumple 13 este mes). Yo vivo las batallas indirectamente, desde la retaguardia, pero conozco la crudeza de la guerra y sé bien qué es suturar heridas. Creo que es importantísimo dar a conocer este trastorno (o lo que sea) y que también es básico animar a personas que son tan injustamente tratadas. Ánimo, feliz año y, si no te importa, publicaré tu artículo en mi blog.
    http://nopuedonoquiero.blogspot.com/

    ResponderEliminar