martes, 19 de junio de 2012

Llamamiento


Érase una vez un naufrago en el mar de la vida, que movido por una intensa necesidad de romper con su soledad, comenzó a lanzar a las corrientes del destino mensajes en botellas. Anhelando, en lo más profundo de su ser, que estos llegaran a las manos de alguien que se dignase a leerlos. Pero sus envíos, embarcados en un viaje sin retorno, desaparecían sin más, aumentando en demasía su soledad. Harto de no obtener respuesta, decidió enviarse a sí mismo en una botella, ya no para ser escuchado, si no, más bien, para tener constancia de la existencia de otros seres como él en el citado mar.

Lo que nuestro aventurero no podía imaginar, es que, llegado un momento, se vería saturado por infinidad de mensajes enviados por personas, que como él, también se habían lanzado al mar de la vida en busca de otros seres semejantes a ellos.

En consecuencia, este hombre en una botella, tomando como base la experiencia otorgada por el trayecto recorrido, comprendió, que al emprender su viaje, sin pretenderlo, había hecho algo bueno. Algo que los demás tradujeron en un brote de esperanza, y este, como tal, demandaba ser atendido. Por lo tanto, tras someterlo a consideración, decidió atender dicha demanda compartiendo su viaje, que afín de cuentas es el viaje de todos, brindando un hueco de su portal a aquellos, que como él, tienen la imperiosa necesidad de exteriorizar eso que les carcome por dentro.

Así pues, si eres disléxico, Padre, Madre o pariente de disléxico y deseas compartir tu experiencia, no dudes en enviármela al siguiente correo: yrunay@gmail.com Poniendo en asunto la palabra “Testimonio” y yo la publicaré en mi blog para que no caiga en el olvido.

Del mismo modo, si eres un profesional en dicho campo, no te cortes en enviarme, tus opiniones u observaciones sobre los casos publicados al mismo correo: yrunay@gmail.com Poniendo en asunto la frase “La Voz Del Profesional” e igualmente serán publicadas en mi blog.

La invitación está hecha. Ahora depende de vosotros hacer que la iniciativa salga adelante. No olvidéis que somos más de los que creemos. Ayudándonos a nosotros mismos, ayudamos a los demás. Entre más se hable de la dislexia, más resonancia tendrá en los medios. Uniendo nuestros testimonios, quizá, creemos un solo testimonio. Un testimonio con la relevancia suficiente para ser oídos por aquellos que, sencillamente, no saben viajar en botella.

Ilustración ©MarcoASantanaS
Safe Creative #1206191830795
yrunay@gmail.com © Marco Antonio Santana Suárez

1 comentario:

  1. Siempre adelante, Marco, que eres buena gente y tienes gran corazón

    ResponderEliminar