viernes, 3 de agosto de 2012

Olvidar Es Bueno


Cuando invito a otros disléxicos a compartir su experiencia con la dislexia se retraen. Todos declaran que esta solo les ha reportado dolor y marginación social. No quieren hablar del tema abiertamente, sencillamente, porque no se lo quieren poner fácil a sus enemigos. A todas esas personas, que por un motivo u otro, no terminan de aceptarles. Nadie quiere exponerse hasta ese punto.
Subir al escenario y abrir tu corazón con una enorme diana a la espalda, para que la platea dispare a discreción, no es una tarea fácil. Es un suicidio social, un fusilamiento consentido. Requiere un valor y una determinación de la que no todos hacen acopio.
Yo no soy mejor que ellos. Quizá, solo estoy un pelín mas chiflado, y como tal, no me queda otra que ser consecuente con mis actos. Cuando uno se pone ante la diana, a de ser consciente de a que se expone. Es posible, que yo resulte ser más valiente, más fuerte, más inteligente de lo que jamás creí que pudiera ser. Aunque me cueste enormemente verme de ese modo.
Más que el tipo de la armadura que derriba dragones con mandobles de su espada, yo me considero, el que se sienta atrás manteniendo la funda y la montura para cuando este requiera hacer uso de ellas. No, yo no brillo con luz propia, para brillar, he de pagar la factura de la luz como todo hijo de vecino. No me menosprecio en absoluto, me acepto como soy sin aspirar a ser lo que nunca he sido.
La mejor forma de navegar por el turbulento mar de la vida, es teniendo los pies bien puestos en la embarcación escogida. No soñar con la mente sino con el corazón, manteniendo cada cosa en su sitio cumpliendo su función, para no liarnos demasiado. Porque el desorden solo acarrea disgustos innecesarios que no se ven venir.
Si las ideas están bien ordenadas, se puede hablar de cualquier cosa, hasta de la dislexia. Pero si no lo veis claro, simplemente, callad, olvidad a esos fantasmas en un oscuro e inaccesible cajón. Allí donde nadie los pueda encontrar. Y procurad sed felices disfrutando al máximo de todas esas cosas maravillosas que solo vosotros podéis ver y sentir. Porque sois creadores de sueños en un universo de estrellas. Donde cada destello que extraéis de ese reino, cambia el modo en que el resto de los mortales percibe el mundo. 
¡Sencillamente genial!

Ilustración ©MarcoASantanaS

No hay comentarios:

Publicar un comentario