viernes, 27 de abril de 2012

Amar


Te inculcan, desde pequeño, que amar es dar sin esperar nada a cambio. Y haces lo que te enseñan, porque no conoces otra cosa. Das todo lo que tienes y más, siguiendo el protocolo marcado. Hasta que no te queda nada. Aun así, no es suficiente, siguen esperando más de ti. Llegas a un punto, en el que comprendes, que el amor no basta para hacer funcionar las cosas con un cierto grado de equilibrio. Amar por amar, es un suicidio prolongado en el tiempo. Una tortura innecesaria para el alma. Un pozo sin fondo al que lanzas lo mejor de ti, dándolo por perdido. Malgastas lo que te engrandece, lo que te dignifica y te abandonas a la deriva. Vacío, hueco, sin ánimos de remontar. Adoptando el pensamiento de una ameba y haciendo lo que se espera de ti, sin cuestionar nada. Hacer lo contrario seria un sacrilegio. Abandonar esa doctrina, te convierte en el malo de la peli. Y claro, aun sabiendo, que el malo suele ser el tipo más carismático de la historia, no dejamos de tener presente, que al final, siempre muere. Y nadie quiere morir siendo recordado por sus incorreciones. Todos deseamos ser santificados ante el mundo. Perpetuar lo mejor de nosotros mismos. Por ello, no nos salimos del guion. Actuamos lo mejor que podemos, sonreímos a la cámara y aquí no ha pasado nada.

Ilustración ©MarcoASantanaS 

martes, 24 de abril de 2012

Pequeños Momentos De Gloria


Este viaje en botella para hacer frente a las huestes de la gramática, suele reportar pequeños momentos de grata satisfacción. Tener 12 seguidores directos en el blog, 130 en la versión de Facebook y picos inesperados en las estadísticas de 100 entradas en un solo día, le dan a uno, un buen subidón de autoestima.
¿Cómo se ha hecho posible? No lo sé. Si lo supiera, lo repetiría todo los días sin dudarlo.
Me encanta teneros pululando por aquí, disfrutando de las cosas que comparto. Que si bien, no son obras maestras, dignas de ser recordadas por las generaciones venideras, siempre pueden aportaros algo, aunque solo sea una sonrisa, una caricia, una lágrima o un pequeño brote de esperanza.
El caso, es que me siento feliz de que esta iniciativa empiece a dar frutos. Siento, que mi niño interior, ese que juré rescatar del oscuro y recóndito reino del olvido, ríe feliz porque augura mi llegada. Jugando, en lo que espera, a ser el Llanero Solitario. Con su gorro de Cowboy ladeado y el revolver de mixtos desenfundado, dando tiros a las lagartijas del pedregal. Saltando por las piconeras creyendo que puede volar. Y tumbándose, finalmente, en la rama de una higuera, dejándose elevar por su imaginación, mientras ve las nubes pasar.

 Muchas gracias a todos por estar ahí.

Ilustración ©MarcoASantanaS 
Safe Creative #1204241526230

miércoles, 11 de abril de 2012

Ser Original


Parto de la base de que todo está inventado. Dejo volar mi imaginación sin buscar referentes. Escribo lo que se me ocurre. Porque me apetece, simple y llanamente. Ser original, hoy en día, es una utopía. El mundo está lleno de gente maravillosa que publica sueños similares a los que os ofrezco. Compartir sueños es hermoso, por ello, no merece la pena mortificarse cuando lees algo parecido a lo que tú has compartido. Es inevitable, todos somos fruto de la misma cultura global. Queramos o no, todos estamos influenciados por ella. Compartimos los mismos miedos, inquietudes y esperanzas. El mismo afán de superación. Las mismas necesidades físicas y espirituales. Las mismas ganas de vivir. Las mismas ganas de dar y recibir.

Ilustración ©MarcoASantanaS 
Safe Creative #1204111458258